De la mujer que amo y de cómo la hice sufrir.


De antemano anticipo que... Esto es muy largo, son las 5:30 de la madrugada (empecé a escribir a las 11:00 de la noche) y aproveche mi brutal insomnio para escribir esto, un simple pensamiento que quería compartir en alusión al día de la mujer, y también como opinion personal a ciertas cosas que pasan en nuestra sociedad, quizás para algunos les resulte aburrido, pero para otros, quizás encuentren algo más que simple texto y palabras, como blog personal, no solo subiré temas de fotografía, también lo haré con cine, mi literatura, y hasta de mi vida personal, mi historia y mis pensamientos, (paciencia por favor) así que espero que este sea de su agrado.

Empezaré con una pequeña historia...

Dice que había una vez en algún pueblo, alejado de las sombras de los arboles iluminados por la luna, un niño que con el tiempo se volvió joven y con los años padre, quien había raptado a una niña que en ese entonces era joven y a quien convirtió en madre, El cielo más puro de América, Las carreteras, los bares y el sol fuerte y abrazador entre los pastizales sabe hasta qué punto la amo para concebir seis hermosos hijos; cuatro varones y dos mujeres, una tercera no pudo lograrlo.

De esta grandiosa pequeña historia de amor, nace una pequeña niña que tuvo que crecer entre hachas y azadones, entre trabajar la tierra y buscarse la vida para comer.

Con el tiempo la niña se transforma en adolescente, posteriormente en mujer y aquí es donde conoce a este hombre, quien al día de hoy legalmente vendría a ser mi progenitor que, para llegar a llamarse a sí mismo padre porque yo no lo hago, la faltaría volver a nacer. A quien llamo padre es a mi padrastro quien me crio desde los 5.

A estas alturas ya saben que de la mujer que hablo es mi madre.

No hay mujer que más admire que a ella, quizás por el hecho de que tuvo que defender mi vida en su vientre con su vida ante un alcohólico que además de golpearla en reiteradas ocasiones apenas le daba para la comida y para la vivienda. Alcohólico que en un momento tuvo que defenderse con un cuchillo para evitar quizás alguna gran desgracia. Alcohólico que después de una merecida cicatriz en el brazo y una denuncia jamás volvió a aparecerse y se perdió entre las sombras.

Quizás por el hecho de que, sin el apoyo de su familia, no porque no quisiera apoyarla, sino porque eran de escasos recursos, ella tomó la decisión de que saldría adelante aún estando sola, porque podía, porque creía en ella, en su poder como persona.

Quizás porque me mantuvo hasta los 5 años, entre trabajo y estudio; aún recuerdo cuando paseaba por las escaleras de la Gabriel, escondido entre las fotocopiadoras, entre luces fluorescentes que parpadeaban jugando con tu imaginación infantil.

Quizás porque volvió a confiar en el amor aún cuando antes ya le habían fallado, y se enamoró, y lo intentó, intentó darle a su niño mayor aquel padre que nunca tuvo y posterior a una boda otro niño nació de este amor.

Quizás porque se animó a probar suerte en el extranjero con su nueva familia, pero que no todo lo que brilla es oro, las muestras de violencia intrafamiliar en otro país se van despertando, ahora no solo con ella, sino que con algo que ella ama, su niño mayor.

Quizás porque estaba en un país extranjero, sin familiares, sin amigos, sin nadie y aún así se mantuvo fuerte, aún recuerdo cuando tuve que ver aquellas peleas en las cuales desorganizaban toda la oficina, el escucharla gritar o llorar.

Quizás porque decidió dar una oportunidad más al cambio de ambiente y volvió con toda su familia a su ciudad actual, ciudad en la cual dio vida a su nuevo niño. Ahora tres muchachos para ser exactos.

Quizás porque aún con sus estudios inconclusos volvió a su lugar de trabajo y paralelo a ello trato de emprender por su cuenta.

Aquí es cuando la situación se va tornando más fea con el tiempo, las diferencias de su niño mayor con su actual esposo se hacen más caóticas y esto conlleva a mucha más violencia intrafamiliar, peleas a menudo, depresión, caos, pero, no lo suficiente para oscurecer su semblante.

Aún recuerdo llegar a casa y verla sentada llorando con algunos moretes, uno le pregunta que pasa, a cierta edad ya sabes comprender ciertas cosas, como que, porque mamá llora todo el tiempo, porque a veces su piel se torna de diferentes colores, que son los moretes, los labios partidos, ¿es tu culpa todas aquellas cosas? Aquí es cuando te limitan aunque tu no lo entiendas, a que no puedes tener perro porque no, a que tus calificaciones deben ser de tal puntuación, a que no puedes gozar de ciertos privilegios, aprendes que tu madre no debe salir con sus amigas, que no puede ir sola por ahí o llegar tarde o relacionarse con algún otro varón en el trabajo, sabes reconocer la tristeza en las personas, ves a mamá llorar en su cuarto y no sabes por qué, tu empiezas a llorar de la nada en tu cuarto y también no sabes por qué.

Te despiertas a media noche con golpes, aprendes que orar no sirve de nada, aprendes a taparte los oídos de noche en medio de la oscuridad porque algunas paredes son muy delgadas, aprendes a escuchar cómo llora un hombre adulto, aprendes a escuchar que tan desgarradora puede ser el grito de una mujer que sufre en silencio, a cierta edad los mayores hablan y murmuran, te dicen que te vayas a otro lado, pero algo en ti te dice que las cosas no están del todo bien, una infidelidad se presenta y no sabes que es lo que va a pasar y nadie te dice nada claro, porque quizás ni ellos mismos lo entienden, pero después de un tiempo, todo esta bien, como si nada, ciertos rasgos se empiezan a presentar en ti, crees tener el poder, el control, simplemente porque eres más grande, o eres mayor.

Como un patrón, algo que se repite, sientes el dolor tanto físico como psicológico que has sufrido y tu no lo comprendes, pero una parte de ti empieza a comportarse como lo que más odiabas y no te das cuenta. Solo lo repites, porque eres un niño.

Quizás debo admirarla porque nadie te enseña a lidiar con estas cosas, un día eres niña y al otro día tienes que preocuparte por tu relación y por tus tres muchachos. Un día eras una niña que quizás soñaba con hacer arte, libros, poemas, una escritora famosa, o una fotógrafa reconocida, y mientras sueñas, no sabes cómo, pero la vida te pone en una situación de violencia de género, maltrato infantil y daños psicológicos.

La vida sigue su curso, ni bien, ni mal, simplemente sigue, los negocios no funcionan y el dinero no alcanza, la situación en el país no alcanza así que ahora toca emprender, cada quien por su cuenta, los problemas evolucionan, los niños crecen y las heridas que no se sanan no se curan, y hieren, hieren durante muchos días, empiezas a crear personalidad y a tener distintos tipos de comportamientos, raros, diferentes, de cierta manera sabes que eres diferente al resto, poco social, atípico, estas en una burbuja, casa, colegio, colegio, casa, de vez en cuando ayudar en el trabajo familiar, creces, sufres, haces daño, pero, te han dicho desde niño que los hombres no lloran y tienes que ser fuerte, discutes con mamá y empiezas a odiar a papá y a mamá por la vida que tienes, por lo que pasas, por lo que sientes, por todas las discusiones, por todas las peleas, empiezas a crear resentimiento, rencor, ira, empiezas a dañarte a ti mismo, las peleas llegan a tal punto que ya no puedes vivir en la casa y tu madre quiere que te largues, para que estés mejor en otro lado. Te sientes decepcionado de todos, de ella más que nada. Tu madre te llora y pronuncia tu nombre, ¿qué te pasa? ¿porque no respondes? Solo puedes decir que los odias. Haces llorar a tu madre. Admiras a tu madre porque a pesar de haberle dicho que la odias siendo un niño te sigue amando con todo su ser.

Aun así te quedas, y la vida sigue, ya no recuerdas cuantas peleas se han tenido, cuantos vidrios se han roto, cuantos vasos, cuantos golpes has recibido o cuantas veces te han marcado o han marcado a tu madre y creces con la idea de algún día defenderla.

Los años pasan y con el tiempo creces, las relaciones interpersonales entre familia son escasas y los problemas entre hermanos son frecuentes, sabes que en parte puede ser tu culpa. La vida sigue y tu sigues con ella y un día en carnaval despiertas de nuevo con esas discusiones que ya reconoces, y te cansas, y esta vez te metes, notas que esta ebrio (de ahí el por qué no me gusta el carnaval y la borrachera entre medio) y se arma una pelea entre los dos varones mayores de la casa, tu madre llora por un lado tratando de separarte y tus hermanos gritan tu nombre y el de tu padre llorando a un lado sin saber que hacer o que decir porque son aún demasiado chicos para comprender quizás, o quizás ya lo saben solo que lo ignoran, y terminas con una herida en la barbilla bastante grande, y con el cabello destrozado, golpeado y un dedo a punto de explotar, tratas de calmar a tu padre viendo que la situación se esta saliendo de control y logras conseguirlo, después de charlar con el en su ebriedad sueles comprender que las cosas no andan bien, que la vida a veces no es como la planeas, que no es que estudias, te casas, trabajas, compras una casa y vives feliz por siempre, que los adultos son como niños que ahora son más grandes y tienen mayores responsabilidades, que nadie te enseña a ser padre, madre, esposo u esposa, novia o novio, todos estamos a la deriva.

Quizás debería admirarla porque a pesar de todo creo que ha hecho todo lo posible por darme lo justo y necesario para sobrevivir, que ha renunciado muchas veces a sus cosas personales, a su vida privada, a su propia felicidad, por darle a sus hijos el poco amor que le queda de no sé dónde. Pero tu eres lo demasiado joven para comprender.

Sales a menudo, bebes demasiado, andas en malas amistades y comienzas a experimentar nuevos mundos, nuevos sabores, colores, nuevas plantas, nuevos químicos, comienzas a saber a que huelen ciertos tipos de drogas, como saben, que tanto puedes beber, cuantos días puedes estar sin dormir, que sale cuando ya no puedes vomitar más, sabes con cuantas mujeres puedes llegar a estar, conoces la infidelidad, la depresión, la lujuria, la anarquía y el caos, el machismo y empiezas a manipular, quizás sin darte cuenta, empiezas a adoptar comportamientos que llegan a herir a ciertas personas, en especial mujeres. Siempre adoptas un carácter negativo y te quejas de todo, y todos tienen la culpa menos vos, y un día discutes con tu madre como si se tratará de un amigo más y le recriminas todo lo que ha hecho mal y como tuvo que hacerlo o que debería hacerlo porque tu eres un sabelotodo y entonces ella explota, y llora en tu delante, llora por más que haya gente escuchando en el trabajo y sabes que la has cagado porque te ha dicho una realidad que no comprendías, que todo lo ha hecho por ti, que ha intentado darte la mejor vida que ha podido pero que las cosas no salieron como ella esperaba, que ella estaba tan jodida como vos, que tiene que preocuparse por esto, por aquello, que tu padre que tus hermanos, que vamos a comer, a cenar, a cocinar, quien se ocupara de las cuentas, del negocio, que a veces se enferma y no tiene ni tiempo ni para ir al médico, que tiene 4 vidas aparte de ella por las cuales preocuparse. Y te quedas ahí parado como estúpido sin saber que decir.

Los años pasan y muchas cosas te pasan, sabes que has enfrentado ciertas crisis solo, pero llega una con la cual no podías lidiar y no tienes nada en el mundo porque quienes se llamaban tus amigos ahora te han acuchillado por la espalda, que quien te amaba no te amaba como creías y que te dejaba porque las cosas se pusieron feas, por tu culpa y el desastre que eres obviamente, que ya ni siquiera puedes trabajar, y caes en una crisis y estas solo y no sabes en quien acudir, has guardado tanto durante tantos años y sabes que necesitas ayuda porque el peso es demasiado para ti solo, y a pesar de nunca hablar de sus sentimientos o tocar temas personales te acercas a ella y le cuentas todo esperando que te vea como la peor persona del mundo, pero no lo hace, es más, te abre sus brazos y te abraza, y te dice que estará ahí para ayudarte en lo que pueda con lo poco que tiene, y te das cuenta que hace mucho que no la abrazabas, que hace mucho no charlabas realmente con ella, que su relación estaba tan trastornada que hasta ya habías olvidado como se siente abrazar a tu madre y llorarle en el hombro como cuando entrabas a kínder y no querías despegarte de sus brazos porque el mundo de afuera te da miedo. Y la reconoces, sabes que por más cosas que haya pasado, es la misma mujer que te dejaba el sándwich y el yogurt en la lonchera de color rojo con caricaturas, que estaba ahí en tus juntes de colegio, en los actos y bailes, recogiéndote del cole después de haber trabajado todo el día y lidiado con un montón de personas mostrándote la mejor sonrisa del mundo, vuelves a verla y sabes que en sus brazos estará todo bien, que han sobrevivido varias cosas y que pueden sobrevivir lo que sea. En ese entonces recuerdas todo lo que ha vivido ella y lo que vive y sabes que tus problemas son por poco insignificantes a lado de los de ella, y comprendes que no todo gira a tu alrededor, mientras tu tratas de ser fuerte por ti mismo, ella trata de ser fuerte consigo misma y contigo también, con su marido, con el negocio y con los niños.

Comprendes muchas cosas, despiertas como en una epifanía y de algo tan caótico retoña una relación muy hermosa, comprendes que el amor de una madre, de una mujer, no conoce límites, y que lo único que ella pide es que la trates con respeto. Porque ella al igual que tú, siente, vive, se enamora, llora, ríe, odia, se desespera, se pierde, se encuentra, se confunde, que niños, adolescentes, jóvenes, adultos y ancianos estamos en los mismos caminos, experimentando la vida de diferentes maneras, a nuestro propio ritmo, que todos los días alguien la esta pasando muy mal y en silencio y tu probablemente solo estas ayudando a que esa persona se sienta mucho más mal.

Las cosas comienzan a estabilizarse para ti y para tu familia, las cosas comienzan a mejorar y todos a saber comportarse, aprender de sus errores y madurar, empiezas a lidiar con tus propias cosas, a no depender de nadie y aunque sea eres una carga menos más para tu madre, comienzan a reír, a jugar, como cuando cumplías 6 y aún así te subías a los aviones eléctricos en Colombia y te tomaban fotos con una cámara a rollos, cuando tu madre preparaba tu torta de cumpleaños, de esas que solo te gustan a ti porque odias el dulce pero ella los hace con la medida exacta, lo suficientemente exacta como para que puedas acabártela toda tu mismo.

Ella ahora comienza con la idea de terminar sus estudios, es más, de empezar uno nuevo y la apoyas, y luchan por quien termina primero. (ella me ganó, yo congelé la carrera porque decidí que mi vida estaba en otra parte) Y te sientes orgulloso por su nuevo titulo y porque ahora ejerce su propio negocio con su propia profesión, las relaciones con tus hermanos mejoran bastante, incluso con tu padre, aprende a lidiar con ciertas personas, a que personas tener cerca y que otras no, a cuando reconocer cuando alguien esta haciendo algo mal y algo bien, incluso se viene a vivir un nuevo hermano a tu vida, hijo de tu padrastro de una relación mucho anterior y lo aceptas porque entiendes perfectamente que es lo que es vivir sin un padre o en una familia disfuncional, y ayudas a tu madre a lidiar con ello, porque a ella se le juzgó mucho tener un hijo aparte, la vida da vueltas, pero nadie es culpable de algunas cosas que llegan a pasar, las cosas simplemente pasan y hay que aprender a lidiar con ellas y saberlas manejar.

Con el tiempo mejoras como persona, y tu entorno también y sabes que estas listo para empezar por tu cuenta, solo, porque puedes, sin la ayuda de nadie, tal y como lo hizo tu madre cuando te tuvo. (solo que sin bendición) y te arriesgas por emprender tu propia marca y tu propio negocio. En el camino te tocas a personas increíbles y a otras no tan gratas que es preferible no mencionar.

Conoces mujeres increíbles, que lo dan todo, que tienen tanta pasión por las cosas que aman, cuando hablan de sus sueños, como sonríen, como aman, como se ponen nerviosas, como son cuando quieren ser locas, cuando juegan, un día pueden estar llorando por alguien, pero al día siguiente esta con toda la sonrisa demostrándole al mundo que es más que cualquier cosa que se le atraviese en el camino, veo a mi madre en muchas mujeres, mujeres que espero no tengan que pasar lo que paso la mía, quizás la tuya, o quizás las de muchos de nosotros, pero mujeres que si espero que puedan tener esa perseverancia de luchar por su sueños y metas, por lo que aman y por no dejarse con nada ni con nadie, más aún en una sociedad aún algo conservadora y que si alguna vez llega a estar en situaciones similares que denuncie y no se quede callada, porque no esta sola, porque son muchas quienes ahora tienen la voz en alto.

Que esta fecha (y no solo esta) sino que ahora, mucho más, denunciar cualquier tipo de violencia como ser la de género o la violencia domestica ya que son realidades bastantes comunes en nuestra sociedad y esta no distingue clases sociales ni grupos étnicos o religiones. Violencias como las que viví yo, como la que vivió mi madre, como la que vivió mi tia, mis sobrinas y mis primos, violencia que puedes estar sufriendo tu o algún ser querido. Aún se vive en una sociedad cerrada y machista que hace caso omiso de los problemas reales de la sociedad y no hace nada para evitarlo. o al menos yo no lo veo así, veo que más se preocupan por carnavales, miss universos, andar destinando presupuesto para investigación en redes y no se que más.

Como jóvenes tenemos que empezar a educar a los niños y también a los mayores, ya que la educación es la mejor vacuna contra la violencia, hace mucho hablamos de que ahora depende de nosotros el curso que tomará nuestro país y nuestra sociedad con el tiempo, las cosas, las acciones, las palabras que digamos hoy, darán sus frutos en algunos años, así que empecemos a hablar bien directos y sinceros.

Estudios demuestran que el 95% de los casos de violencia familiar son de mujeres victimas de sus parejas masculinas, Por lo que indirectamente la violencia familiar o doméstica en su mayoría también resulta en una violencia de género. Para los hijos, el estar expuesto ante tales maltratos físicos, escuchar amenazas, gritos, insultos, observar secuelas de golpes, moretones, cosas rotas puede llegar a afectar de manera psicológica en la juventud o en la etapa adulta del niño, tratando de lidiar sus dificultades, estrés, humillación, falta de estabilidad o afecto, frustraciones o crisis existenciales canalizándolas a través de la violencia. “violencia solo genera más violencia”.

Nos quejamos de los altos índices de criminalidad en la ciudad, de maltratos infantiles, de violencia de género, drogas, violaciones, penalización del aborto, entre muchos etcéteras, y en las ciudades más alejadas niñas de 12, 13, 15 años están teniendo niños y proliferando aún más la pobreza.

Se debería controlar la taza de niños que nacen y en que condiciones mediante el aborto seguro y legal para niñas menores y mujeres adolescentes, y es más, a cierta edad la implementación de métodos anticonceptivos. Mejorar los programas en los colegios sobre salud sexual y reproductiva, violencia doméstica, de género y hacer un estudio y seguimiento a cada alumno sobre su salud mental y la de su familia, La única respuesta ante el problema de violencia doméstica o violencia de género, es tratarla como lo que es; un crimen, en cualquiera de sus intenciones, ya sea física o psicológica. Se debe luchar contra los “valores” sociales que refuercen el estereotipo que fomenta a los hombres a actuar agresivamente y utilizar la violencia como una forma de resolver los problemas; donde las mujeres son débiles, sumisas y deben aceptar la dominación masculina como la norma, incluso en la misma religión católica y muchas otras se ve la sumisión del género femenino como algo completamente normal y es más hasta necesario para con su relación con el hombre y con “Dios”.

Como se puede ver el problema está en la educación y el desarrollo del niño en su entorno familiar, ya que los pequeños que crecen en este tipo de entornos disfuncionales, tienen un mayor riesgo de caer en las drogas, el abuso de alcohol o ser objetos de relaciones toxicas, como agresores o peor aún, como víctimas quizás hasta fatales, y se podría decir que en su mayoría llega a desarrollar problemas emocionales, trastorno de estrés postraumático, delincuencia juvenil y criminalidad en la etapa adulta, incluso jóvenes! (tal es el caso de los “hijitos de papa” Jóvenes de 19 a 21 años con mentes criminales) como decía, este tipo de violencia no discrimina clases sociales, los delincuentes de hoy fueron niños que en su época vivieron quizás este tipo de abusos.

Los niños que crecen observando que sus madres son víctimas de abusos, sobre todo por parte de sus padres, crecen con un modelo de relaciones íntimas en las que una persona usa la intimidación y la violencia sobre la otra persona para conseguir lo que desea. Dado que los niños tienen una tendencia natural a identificarse con la fuerza, muchos pueden aliarse con el abusador y perder el respeto por sus aparentemente indefensas madres. El abusador suele menospreciar a la madre delante de sus hijos y puede llegar a decirles que ella está “loca” y que ellos no tienen por qué escucharla. Al ver que sus madres están siendo tratadas con una enorme falta de respeto por parte de sus padres, los niños aprenden que ellos también pueden faltarle el respeto a las demás mujeres de la misma forma en que sus padres lo hacen con sus propias madres y la cadena sigue así y así hasta que alguien las destruya.

La mayoría de los jóvenes que se crían en hogares abusivos aprenden que la violencia es una manera eficaz de resolver los conflictos y problemas. Pueden reproducir la violencia de la que fueron testigos desde niños en sus relaciones adolescentes y adultas, así como también ser más propensos a golpear a sus futuras parejas que aquellos que han sido criados en hogares no violentos. Para las niñas, la adolescencia puede resultar en la creencia de que las amenazas y la violencia son algo normal en las relaciones o en la sociedad.

Evitemos que la cadena siga, evitemos que la bola de nieve siga creciendo, evitemos criar más niños con personalidades abusivas o de abuso de poder, estos podrían ser quienes más adelante, Percy no lo permita, los siguientes abusadores, violadores, asesinos, asaltantes, nos quejamos de la delincuencia y la pobreza pero seguimos viendo en la calle a niños y no se hace nada para remediarlo, se sigue viendo niñas en los hospitales de 13, 14, 15 años dando a luz, una vez, y otra vez, es como un ciclo, como una enfermedad, tenemos la cura, pero estamos en una zona de confort en la cual le tenemos miedo al cambio, invito estas fechas que además para felicitar a las mujeres por su lucha por la desigualdad y violencia de género, animarlas a ellas y a los varones a arrancar los problemas de raíces, vamos al punto central del problema, violencia en el hogar, ya que como bien sabemos y como lo dice la declaración universal de los derechos humanos, es el elemento natural, universal y fundamental de la sociedad y, que te este elemento parte la violencia de género, feminicidio, desigualdad de género, entre otras cosas.

En nuestra juventud vemos actualmente incluso ciertas características de violencia y abuso de poder, somos la cosecha de las antiguas generaciones, es hora de dar el ejemplo y continuar la lucha, educando a los más más niños y jóvenes a no adoptar comportamientos violentos, a que llorar es completamente natural y un método de defensa del organismo, a que ellos pueden ser peluqueros, diseñadores de moda, cocineros o lo que quieran sin importar si eso los hace menos hombres o no, a que no tiene nada de malo expresar sus sentimientos y que puede tener novia si quiere, o si no quiere simplemente puede trabajar en si mismo y en sus ambiciones personales. A las niñas, que hay más juguetes que un par de muñecas, que si ella quiere puede tener una pelota de fútbol o un auto de carreras, que puede estudiar informática, ing. civil o petrolera, política, derecho, a que no es necesario que algún día se case o tenga hijos, que no necesita de nadie para ser alguien en la vida y para sentirse amada, que puede crear su propia empresa o sus propios libros, ser diseñadora en pixar, ir a la nasa o ganarse un oscar, enamorarse de quien quiera cuantas veces quiera y vivir libremente sin que le importe el que dirán. Necesitamos más almas libres, libres de tabues, de estereotipos, que promuevan los valores de amor y aceptación universales que no se necesita un día en especial para recordarles al mundo lo increíbles que son cada uno de ustedes.

Dedícale estas palabras a alguna mujer a quien admires, o a alguien que este pasando algo similar, que sepa que no esta sola o solo.

Yo tengo algo que decirles a algunas personas porque necesito sacarlo:

A todas las mujeres.

Si alguna vez de alguna manera me pase con mis palabras, a cualquiera de ustedes, les pido disculpas, sé que a veces uno adopta ciertos comportamientos en masa o en ciertas circunstancias pero que no son excusas para faltarles el respeto de ninguna manera, también así disculparme a quienes alguna vez he lastimado con mis palabras u acciones porque sé que lo he hecho y es más que seguro que si alguna de ellas lee esto lo sabrá. Trato de ser mejor persona, aún estoy aprendiendo.

A mi hermano. (el sabrá)

Hermano, sabes que me refiero a ti, si lees esto. Lamento por todas las veces que te trate mal, recordarlo nomas me da verguenza y tristeza, quiero que sepas que a ti también te admiro, siempre fuiste fuerte y no dudaste en mostrar tus sentimientos cuando yo los ocultaba, todas nuestras diferencias se dieron en base a las circunstancias que vivimos, pero sé que eres una excelente persona, un excelente joven, ideal para cualquier chica (atención chicas xD), se que en un futuro haremos grandes cosas, geniales, tengo muchos planes para la familia y para nosotros! ya veras! sigue estudiando y dando todo ese potencial porque eres increíble en lo que haces. Los extraño, un abrazo en la distancia.

A mis hermanos el menor y el que llego de último xD

Ustedes saben que hablo de ustedes, chicos, no hagan renegar a mamá, ayudenla en todo lo que puedan, ya desearía yo poder estar ahí pero bueno, me las di de emprendedor disque para luchar por mis sueños, este año sales del cole! genial ya quiero ver que estudias! tu y yo siempre congeniamos bien, supongo por la diferencia de edad, te quiero mucho y portate bien, siempre serás mi hermanito, por más que seas más alto que yo -.-'

Y tu también! llegaste de último pero aún así te guardo un super aprecio, quizás porque vivimos situaciones similares en nuestra vida, sé que con el tiempo nos conoceremos mejor, eres parte de la familia y sé que en un futuro haremos grandes cosas, todos. Cuida a los chicos, eres el segundo a cargo recuerda. Siempre da un buen ejemplo B)

A mi Padre.

Sé que no tuvimos la mejor relación del mundo, sé que cometimos muchos errores, ambos, sé que quizás la vida no fue fácil para ninguno de los dos, pero me dio lo que pudo, cuando pudo y a pesar de todo nunca me falto alimentación ni estudio, me enseño lo dura que puede ser la vida, pero que también hay que ser vivo y saber arreglárselas, no hay rencores ni nada, solo un respeto porque con el tiempo cambió y supo darse cuenta de alguno de sus errores. Un abrazo, siempre lo consideré un padre y siempre lo haré.

Dedicado para mi Madre.

Má, sé que en algún momento leera esto, espero no se sienta mal, sé que salen lagrimitas en los ojos al recordar nuestro pasado, pero es quienes somos y quienes nos hacen hoy en día, y por los valores que me enseño y todo lo que viví soy quien soy y que soy feliz de serlo, usted es de las personas que más admiro en el mundo y que le pido perdón por cualquier cosa que haya podido lastimarla en el pasado y que sé que lo he hecho, o por cualquier cosa en presente y por cualquier cosa que pueda lastimarla en el futuro, estoy aún creciendo, sigo aprendiendo, aún soy un niño jugando a ser hombre y que llegará muy lejos, solo para verla sonreír y sentirse orgullosa de mi y para darles la mejor vida posible a usted y a toda la familia.

Un beso, y en otra avíseme cuando venga a mi depa, así esta vez yo les cocino algo.

Sinceramente: Cris

#Personal #Pensamientos

Aurus Nefertum all rights reserved. ¡Sigueme en las redes sociales!

  • Aurus Nefertum
  • Aurus Nefertum
  • Aurus Nefertum
  • Aurus Nefertum
  • Aurus Nefertum
  • Aurus Nefertum